Las reformas integrales que ofrecemos van dirigidas a todas aquellas personas que posean una vivienda antigua o estropeada y quiera darle una nueva imagen, para su disfrute o para su venta.

Muchas de las viviendas que se encuentran en los mejores enclaves están deterioradas a pesar de poseer buenas vistas o estar en parcelas de situación privilegiada.

La gran demanda de viviendas de nueva construcción cerca de las mejores playas en parte es debido a que son zonas con edificaciones que no se consiguen vender ya que el estado en el que se encuentran, o la edad de las mismas, las hace poco atractivas para los posibles compradores. La mayor parte de la gente interesada quiere la localización en la que se encuentran estas viviendas, pero la antigüedad de las mismas no son de su agrado y no se animan a invertir.

En primer lugar hacemos un estudio del estado actual de la vivienda, con el fin de aprovechar al máximo todo lo que se pueda, evitando así costes innecesarios y gastos extra. No se trata de una demolición para crear una vivienda de nueva construcción, sino de reformar de forma integral la edificación, tanto el interior como el exterior.

Sabemos que se puede sacar mucho partido de una vivienda antigua, ya que nuestro principal objetivo es mejorar lo que ya existe, hasta convertirla en irreconocible, de forma actual, moderna y elegante. 

El siguiente paso consiste en elaborar un proyecto, teniendo en cuenta las necesidades de cada cliente y buscando siempre la armonía entre vivienda y espacio.

Dicho proyecto engloba la reforma integral exterior, teniendo en cuenta cubiertas, fachadas, cerramientos y carpinterías; y la reforma interior, mejorando aislamientos, particiones, revestimientos y por supuesto, la adecuación de la vivienda a un estilo mucho más moderno y actual, mejorando la distribución y el diseño global.

Con estas todo esto no sólo buscamos actualizar la vivienda y su imagen, sino perfeccionarla de manera que su acondicionamiento y su eficiencia se vean incrementados, así como sus dotaciones, incluyendo todo un sistema de domótica revalorizando así el valor en su conjunto, no solo su precio.

El objetivo es convertir cada inmueble en único, con todos los beneficios de una nueva construcción, pero aprovechando los que ya poseen un enclave privilegiado de los que ya no quedan sin edificar.